divendres, 21 de maig de 2010

La caiguda del mite

Floyd Landis el que en el seu moment va guanyar el Tou del 2006 i posteriorment va ser desposseït del títol, per dopat, ha decidit rentar el seu cervell de la merda acumulada durant anys i anys de pràctiques dopants.

Mitjançant diferents correus electrònics a autoritats ciclistes i esportives ha explicat algunes de les seves pràctiques que utilitzava, i amb ell ha arrossegat a molts corredors de renom com Hincapie, Leipheimer, Zabriskie o el mateix Lance Armstrong.

Com s´haurà pres en Lance la rajada del seu antic company d´equip i "amic"? Li agafaran ganes de llogar un sicari? De moment s´ha encarregat de desmentir-ho tot i de dir que es la paraula d´en Floyd contra la seva. Però amb tot això i a amb el Tour a la "vuelta de la esquina" segurament es posarà en dubte la participació del 7 cops guanyador de la prova francesa, amb la consequent desilusió de tots els que benerem a aquest encara presumpte dopat.

Us deixo amb algunes de les perles que s´han publicat a la secció de ciclisme del web del diari Marca.

Los e-mails de Landis revelan detalladamente el uso sistemático de sustancias y métodos prohibidos durante su carrera y su estancia en el US Postal, incluyendo el uso de EPO y de transfusiones de sangre.
"Armstrong y yo manteníamos largas discusiones sobre la evolución de los análisis para detectar EPO y la conveniencia de recurrir a las transfusiones para superarlos"

El estadounidense, que resultó positivo por testosterona en el Tour de 2006 y fue desposeído de la victoria final, denuncia a diferentes corredores. Lance Armstrong, George Hincapie, Levi Leipheimer o Dave Zabriskie aparecen en tres correos a los que ha tenido acceso el 'Wall Street Journal' y que fueron enviados a siete personas -entre ellas a miembros de la Unión Ciclista Internacional (UCI) y de la Federación estadounidense- entre el 30 de abril y el 6 de mayo.

Landis, que hasta ahora había negado cualquier relación con el dopaje y culpaba a los laboratorios franceses de errores de procedimiento, confiesa en los diferentes que continuó con estas prácticas en el equipo Phonak tras su marcha de la formación estadounidense.

Es la primera vez que Landis reconoce haberse dopado
El contenido de los correos electrónicos se centra, principalmente, en los ciclistas estadounidenses. En uno de ellos Landis afirma: "Armstrong y yo manteníamos largas discusiones durante los entrenamientos en las que me hablaba sobre la evolución de los análisis para detectar EPO y de la conveniencia de recurrir a las transfusiones para superarlos".

En el mismo correo, dirigido al presidente de la Federación de Ciclismo de EEUU, Stephen Johnson, el ciclista de Pensilvania explica cómo el director del equipo con el que Armstrong logró sus siete Tour de Francia a partir de 1999, el belga Johan Bruyneel, le enseñó en 2002 y 2003 -sus primeros años en el US Postal- a usar parches con esteroides, EPO sintética, hormona de crecimiento y a practicar transfusiones de manera indetectable en los controles.

Landis cuenta también cómo después de operarse la cadera en 2003 voló a Gerona, dónde le fueron extraídos dos litros y medio de sangre en tres semanas, cantidad que sería reutilizada durante el Tour de Francia. La extracción, asegura Landis, se realizó en el apartamento de Armstrong. Las bolsas, incluidas las de Armstrong e Hincapie, se guardaban en una nevera y Landis se encargaba de controlar diariamente la temperatura. De acuerdo con el testimonio de Landis, Armstrong debió ausentarse unas semanas durante aquella estancia en Gerona. Antes de irse, hizo responsable a su compañero de vigilar el buen funcionamiento del suministro eléctrico para que un posible corte de luz no arruinara las bolsas de sangre.

Define de "farsa" el sistema de controles antidopaje actual

En el correo electrónico enviado a Johnson el 30 de abril, Landis explica que al marcharse al Phonak en 2006, le comunicó al dueño de la formación suiza, Andy Rihs, su deseo de continuar con el programa de dopaje llevado a cabo en el US Postal. Rihs, presidente de Sonova Holding AG, se mostró de acuerdo.

Landis define de "farsa" el sistema de controles antidopaje actual y detalla la manera de consumir EPO sin riesgo de ser detectada. También asegura que ayudó a Levi Leipheimer y Dave Zabriskie a consumirla ante de una Vuelta a California. De todos los señalados por Landis, sólo Hincapie, a través de un portavoz, ha rechazado las acusaciones.

"Lo único que quería era limpiar mi conciencia, no quiero seguir siendo parte del problema"
En una entrevista con la cadena 'ESPN' publicada el miércoles, Landis admitió por primera vez el uso de sustancias prohibidas a lo largo de toda su carrera. "Quería limpiar mi conciencia", declaró el corredor de 34 años. "No quiero seguir siendo parte del problema".
P.D.: Ni que l´Armstrong sigui un dopat seguirà essent el millor de tots els temps, doncs aquí hi ha hagut "ranxo" per a tots!